Pensar que cambia

En algún punto de mi existencia llegue a creer con firmeza que ningún pensamiento o sentir mío cambiaría, tenia esa firmeza porque yo esperaba que fuera lo correcto. Sin embargo, al pasar el tiempo me di cuenta de que la vida te muestra pasajes, vivencias que solamente hasta que las vives, entenderás que efectivamente, tu pensar y sentir cambian, tal cual las manecillas del reloj marcan cada minuto.

Me parece extraordinaria esta conclusión, “todo cambia”. Y junto a esta conclusión, no puedo evitar acercarme a la idea de que, aún si varias cosas cambian, hay otras que jamás lo harán. Permanecerán intactas con el pasar de las estaciones.

Me ha costado el cambio, pero me parece reconfortante que “todo pasa”, y lo verdaderamente importante permanece dentro, muy dentro. Quizá ando mas pensativa de lo normal, o quizá no.

Día nublado…día pensado

Es una tarde nublada, y por ende me lleva a sumergirme en varios pensamientos que llevan ya varios días rondando por mi mente. Hay momentos en los que siento que soy la unica que no avanza, como si mi mundo, mi perspectiva de las cosas, mi tiempo…se pararán. Dentro de mi cabeza es un tanto perturbador, sin embargo, creo en la limpieza de “avanza con miedo, pero avanza”. Que voy paso a paso, poquito a poquito, eso calma mi alma.

Definitivamente creo en ir a mi ritmo, “disfrutar del paisaje”. Y las cosas marchan con normalidad después de caer en esta gran verdad.

Mi comienzo…

¡Hoy es un día especial! Ya que empezaré a escribir mis pensamientos y experiencias a travez de este medio. Me emociona y me inquieta un poco, porque quiza descubra cosas que aún no he sido capaz de descifrar, y este es el medio perfecto para ponerme en marcha. Bienvenidos sean a este pequeño espacio y ojala puedan sentirse identificados con mis locuras.